Historia de la Epilepsia

Historia de la epilepsia







Desde luego, pocas enfermedades ofrecen una historia tan amplia y variada como la epilepsia. Con causas de lo más diversas: desde estar poseídos, endemoniados, la luna como causa de la enfermedad,  o  enfermos mentales; con una larga lista de nombres - se la denomina enfermedad de los 1000 nombres -,  entre otros: gota coral, gota caduco, mal de corazón, etc, enfermedad sagrada, morbus hercúleus; en ocasiones son términos que describen 'la causa' de la misma, los síntomas,  la magneficiencia de la enfermedad, o incorporando el nombre de quien la padecía. Con una nutrida lista de remedios -la mayoría ineficaces hasta principios del Siglo XX-  que hasta Sieveking hizo comentarios mordaces sobre esto, señalando: 'De hecho, no hay una sustancia en la materia médica, apenas hay una sustancia en el mundo, capaz de pasar por la garganta del hombre, que no haya en un momento u otro disfrutado de una reputación de ser un anti-epiléptico'.

La epilepsia ha servido como fuente de inspiración en la literatura, en el arte, en el cine e incluso en la música.
El estigma, los síntomas de la enfermedad,  el pobre status social que padecían los enfermos se retrataría en las obras de arte,  en ocasiones con un acierto, lo que ha servido para hacernos  una idea de las penurias que tuvieron que pasar los enfermos y sus familiares. 
A la vez, ninguna enfermedad es comparable a la epilepsia en  las manifestaciones clínicas de ésta, capaz de hacer perder la conciencia a quien la padece para recobrarla poco después como si nada hubiera pasado. Todas las grandes figuras del pasado se han pronunciado sobre la epilepsia, aun sin tener mucho que decir y en bastantes ocasiones para perpetuar mitos y falsas creencias que aún perduran.  La charlatanería sería tomada en cuenta por parte de los verdaderos médicos (que no curanderos) que intentarían separar la enfermedad del mito y leyendas que la rodeaban, acercándose a los enfermos para aprender sobre la enfermedad, intentando ofrecer tratamientos más o menos útiles en la época y poniendo en entredicho otros de dudosa utilidad.
Resulta curioso que en la historia se mezclen períodos donde se describirían con relativa precisión el origen de la enfermedad, los status epilépticos,  sus síntomas,  con períodos donde las teorías demoníacas y lo  vergonzante de la enfermedad  ignorase,  anulase y condenase las teorías mas acertadas.

Miles de años antes de Cristo, las antiguas culturas hacían referencia a la sintomatología, el diagnóstico y el tratamiento y la etiología de la epilepsia. En la búsqueda del origen de este desorden, cada civilización hizo interpretaciones que se relacionaron con la superstición, los poderes sobrenaturales, los astros o la posesión demoníaca. Desde las épocas más antiguas, aparecería la epilepsia como enfermedad vergonzante, por ejemplo en el Código Hamurabi se permite la devolución de los esclavos si éstos padecían epilepsia.

Sería Hipócrates  y sus discípulos de la Escula de Cos, quienes desarrollasen en Grecia  la 'medicina científica'. Fue la primera persona que describiese el origen de la epilepsia de manera correcta. Declarándola una enfermedad natural que provenía del cerebro. Hipócrates en su afán de separar la superstición de la epilepsia anunciaría: A cerca de la 'enfermedad sagrada' no me parece más sagrada que las demás enfermedades, sino que tiene una causa natural. A mi parecer, aquellos que hicieron sagrada esta afección eran iguales que los actuales magos y purificadores, impostores y charlatanes que utilizan lo divino para ocultar su impotencia por no contar ninguna ayuda que ofrecer...

En el Renacimiento, Thomas Willis señalaría el cerebro como origen de la epilepsia, enfrentándose no sin problemas a la Iglesia, que todavía creía en las teorías demoníacas o sobrenaturales.   De hecho, la creencia extendida en muchos países, de considerar que lo que le sucedía a quien sufría una crisis epiléptica era producto de una fuerza o energía sobrenatural se reflejó en el nombre otorgado a este desorden: 'epilepsia' deriva de la palabra griega 'epilambanein',  que significa 'agarrar' o 'atacar'. 
No será hasta  el Siglo XIX cuando el cerebro se empezara a estudiar, conocer sus funciones,  y empezasen a considerar la epilepsia como enfermedad natural cuyo origen es el cerebro.
fecha de edición: octubre 2003
Ultima actualización:octubre 2012
You are here: Historia de epilepsia