Dieta cetógena


La dieta cetogénica clásica se desarrolló en 1920 para el tratamiento de niños con crisis intratables, y en la actualidad aún continúa su uso en pacientes que han tenido mala respuesta a los medicamentos antiepilépticos.
La dieta cetogénica es alta en grasas y baja en hidratos de carbono y proteínas. Y va a producir un estado de cetosis crónica, que se asocia con una reducción en la crisis cercana a un 40%.
A menor edad del niño, la respuesta a la dieta es más favorable. Aunque la dieta cetogénica puede utilizarse en el tratamiento de todos los tipos de crisis, parece ser que son las crisis mioclónicas y las atónicas las que mejor responden a esta terapia.

En la actualidad se consideran tres modelos de dieta cetogénica, que se aplican en diversos hospitales del mundo y que son la dieta clásica, la dieta de triglicéridos de cadena media y la dieta modificada de triglicéridos de cadena media; esta última reportada en la literatura como la menos desagradable al paladar del paciente, y por tanto, mejor aceptada.

La dieta cetógena ha sido efectiva en un elevado porcentaje de niños con CE mioclónicas, atónicas y ausencias atípicas, por lo que sus principales indicaciones serían la epilepsia mioclónica grave, la mioclónica astática intratable, el síndrome de Lennox-Gastaut y otras formas de epilepsias sintomáticas o criptogénicas generalizadas o parciales intratables.

Realmente no se puede predecir qué pacientes se van a beneficiar de este tratamiento, así que se usa inicialmente durante 1 a 3 meses y si se produce una mejoría se mantiene durante 2 o 3 años, con una retirada progresiva de la misma en el siguiente año.
El Mecanismo de acción. La base de la eficacia es la cetosis que se produce cuando el cerebro está relativamente privado de glucosa como fuente de energía y se ve obligado a utilizar cetonas como comustible. Los cuerpos cetónicos pueden actuar como neurotransmisor , produciendo un efecto anticonvulsivante.
Los efectos adversos más comunes son gastrointestinales (vómitos, diarrea, estreñimiento), déficit vitamínicos, aumento de colesterol y triglicéridos, litiasis renal, y otros, hasta en un 5% de los casos. A veces mejoran la conducta y la atención.
¿Quién es candidato para la dieta? Suele estar indicada en niños de 1 a 10 años de edad,  con crisis resistentes a los medicamentos con anomalías en el EEG siendo éstas de expresión generalizada, multifocal y donde han fracasado tres o más fármacos.  No se recomienda si las dificultades personales o familiares hacen sospechar de un mal cumplimiento de la misma. La dieta cetogénica ha sido clásicamente utilizada como último recurso cuando las crisis producen incapacidad a pesar del uso combinado de dos o tres medicamentos, o cuando el medicamento ha sido reajustado por un período de meses o de años sin éxito alguno. También puede utilizarse como alternativa en niños con pobre tolerancia o efectos adversos por uso de múltiples anticonvulsivos, en algunos niños que se habían considerado para cirugía de epilepsia o puede ser la terapia inicial en crisis y defectos metabólicos específicos o en crisis asociadas con síndromes neurológicos específicos hay un grupo de entidades en las cuales la dieta cetogénica está contraindicada, como en enfermedades metabólicas o neurodegenerativas.

Tipos de crisis y trastornos estructurales. La dieta cetogénica es particularmente efectiva en el control de crisis mioclónicas, ausencias y crisis atónicas, las cuales son de difícil control con los medicamentos. Sin embargo, la dieta también es de utilidad en algunos pacientes con crisis tónico-clónico generalizadas y en el síndrome de Lennox-Gastaut.
En general, se asume que la dieta cetogénica puede ser ensayada en cualquier tipo de crisis; a diferencia de los medicamentos anticonvulsivos, no parece tener efectos adversos. Aún los niños con alteraciones cerebrales estructurales como microcefalia, daño cerebral por hipoxia, y anormalidades del desarrollo, han tenido éxito con la dieta.

Edad La dieta cetogénica es a menudo prescrita en niños entre 1 a 10 años de edad. Los niños por debajo de un año de edad pueden tener problemas para alcanzar el estado cetósico y mantener la cetosis. También son más propensos a la hipoglicemia. En niños mayores de 8 años no se recomienda ya que generalmente estos niños están sometidos a un entorno social que los incita a alimentos que transgreden la dieta cetogénica, y es difícil el apego terapéutico a la misma.

1 Cirugia de la epilepsia 54731
2 ¿Qué es la dieta cetógena? 24547
3 historia dieta cetogena 11971
You are here: Tratamientos Dietas