E-mail Imprimir PDF
Electrodos esfenoidales
Los electrodos se insertan en las mejillas por debajo del arco cigomático, hasta la región del foramen oval con una aguja para registrar la actividad eléctrica cerebral de las regiones profundas de los lóbulos temporales.
Algunos médicos aplican un anestésico en la piel antes de insertar los electrodos.

La aguja se retira inmediatamente después de la inserción, dejando en su lugar un alambre delgado, que queda cerca de las zonas mesiales, recogiendo información de estas áreas.
Los riesgos de la utilización de electrodos esfenoidales son raros y casi siempre leves.
Quizás una pequeña hemorragia durante la inserción de la aguja pero rara vez es un problema. Otros riesgos serían la posibilidad de infección.
Los electrodos esfenoidales pueden registrar descargas desde esta región que son más dificilmente demostrables con electrodos de cuero cabelludo.
El paciente siente alguna molestia durante la inserción - tengo que reconocer que duele y bastante- y durante varias horas después, sobre todo al bostezar o masticar.
Electrodos Foramen Oval
El foramen oval es una abertura en el cráneo, cerca del lóbulo temporal. Los electrodos son específicos para atravesarlos.
Se insertan en quirófano con anestesia general en una intervención menor, a traves de las mejillas, atravesando el foramen oval, y dejando los electrodos muy próximos a las
zonas que se quieren estudiar como la amígadala, hipocampo, parahipocampo quedando a excasos milímetros de esas zonas y recogiendo la información de las mismas
Los electrodos foramen oval es una técnica semiinvasiva, son intermedios entre los electrodos esfenoidales y los subdurales. Por lo tanto son menos agresivos y el riesgo de complicaciones es menor.
En general, electrodos del foramen oval son bien tolerados, y pueden proporcionar información importante sobre el origen de las convulsiones. Uno de los problemas con ellos es que registran información de una zona muy limitada del cerebro. Por lo tanto, la superficie real donde surgen las crisis es otra, puede pasarse por alto.