E-mail Imprimir PDF
Maduración del cerebro
La maduración cerebral es un proceso caractarizado por innumerables y progresivas transformaciones cerebrares que van desde la concepción, la gestación, etc.  implica estímulos externos y puede verse afectada si hay traumatismos, lesiones o enfermedades que alteran la maduración del mismo.
Al nacer, el cerebro de un niño aún no está maduro, sino en constante evolución, de modo que  hay respuesta  a todos los estímulos externos y mediante los procesos bioquímicos internos va formándose el cerebro del niño. La maduración del cerebro de los niños es progresiva en el tiempo.

La mayor parte de esta maduración se realiza en los primeros años de vida. Por ejemplo, las áreas que determinan la comprensión (área de Wernicke) maduran antes de la que genera el habla (área de Broca), de tal manera que un crio entiende mucho más de lo que puede decir.
Por otra parte, la maduración no es simultánea en todo el cerebro, la región posterior (lóbulo occipital) madura antes que las regiones anteriores (lóbulo frontal).


Cuando madura la zona frontal, el niño empieza a tomar conciencia de sí mismo, ya no señala un espejo como si fuera otro niño.


Cada etapa de la maduración del cerebro va a implicar la siguiente, lo que explica que si se rompe un paso, puede haber efectos en cascada sobre el desarrollo de las fases posteriores. El niño hará adquisiciones por la maduración de las distintas regiones del cerebro, y también bajo la influencia de su experiencias personales y las interacciones con su entorno.

¿Cuales son los efectos de la epilepsia en la maduración cerebral? Hay una relación muy estrecha entre la epilepsia y la maduración del cerebro.

De hecho  el período de maduración del cerebro es un período durante el cual el cerebro es más frágil, más susceptible a las crisis y a la aparición de la epilepsia. La infancia es también el período clave para el aprendizaje, y la epilepsia puede influir directamente en la capacidad de aprendizaje y en el desarrollo psico-emocional.

Las lesiones tempranas o la privacion de la estimulación sensorial pueden afectar la maduración neuropsicológica del paciente, por lo  que aprovechar la plasticidad neuronal va a ser decisivo para optimizar el desarrollo posterior. En determinadas epilepsias, la maduración cerebral puede verse afectada,  sin embargo esto no significa que frente a una  lesión, el cerebro no sea capaz de aprender y organizarse de nuevo.
Con la maduración cerebral por ejemplo el lenguaje va estableciéndose en el hemisferio izquierdo, si en algún momento hay una lesión en este hemisferio, se produce una reorganización a áreas vecinas, que incluye una transferencia del lenguaje al hemisferio derecho. Esta capacidad de organización se denomina 'plasticidad cerebral', y ésta es mayor en niños que en adultos, por lo tanto la atención temprana y el diagnóstico precoz pueden ser factores muy importantes para ayudar a que un niño con un trastorno pueda aprender. 

¿Qué es la atención temprana? La atención temprana describe programas de intervención terapéutica y educativa, van dirigidos a niños  de 0 a 6 años con problemas en el desarrollo y están destinadas a prevenir o minimizar las posibles alteraciones o deficiencias que ya existen.
Se sabe que  con un ambiente rico en estímulos,  se puede mejorar la adquisición de capacidades que se han visto mermadas por problemas en la maduración cerebral.
La eficacia de la atención temprana está basada en la precocidad de intervención y en un diagnostico tambien precoz.
El diagnóstico precoz permite iniciar un trabajo de manera temprana, puesto que la capacidad de asimilación es mayor a edades tempranas, -aunque también hay plasticidad cerebral en el adulto-.

A principios de siglo Ramon y Cajal determino que el cerebro de un adulto era irreparable frente a una lesión y derivaría en un déficit, quedando únicamente la posibilidad de recuperación en el cerebro de un niño. Es de señalar que se estudiaba el cerebro de manera 'estática' como si fuera un órgano no dinámico. Hoy día se sabe que no es cierto, si bien la plasticidad es mayor e edades tempranas, en el adulto tambien hay capacidad de recuperación.

   
   
   
   
   
You are here: Neuropsicología Maduracion cerebral