E-mail Imprimir PDF

Epilepsia con ausencias



La epilepsia con ausencias en la infancia se caracteriza por múltiples ausencias en el mismo día. Las ausencias son crisis generalizadas que producen una interrupción de la actividad con mirada fija durante unos segundos. Durante la crisis el paciente no reacciona (pérdida de conocimiento).

Las ausencias pueden ser tan sutiles, que en ocasiones el paciente puede tener muchas antes de que le sea diagnosticada la enfermeda. En algunos casos las ausencias se acompañan de pequeñas mioclonías (espasmos) de los párpados o las cejas.

Este tipo de epilepsia se inicia en niños entre 3 y 12 años, siendo algo más frecuente en niñas. Aproximadamente un tercio de los niños afectados presentan también crisis generalizadas tónico-clónicas primarias. El registro electroencefalográfico muestra las típicas descargas de punta-onda generalizada a 3Hz que se activan con la hiperventilación.

Pronóstico. El pronóstico de la epilepsia con ausencias en la infancia es bueno, en aproximadamente un 90% de los casos desaparecen las crisis a largo plazo.

La epilepsia con ausencias juvenil empieza un poco más tarde, entre los 7 y los 17 años de edad, siendo igual de frecuente en niños y niñas. Las ausencias son mucho menos frecuentes que en la forma infantil, y es más frecuente que los jóvenes presenten también crisis generalizadas tónico-clónicas.
Estas crisis ocurren muchas veces al despertarse.

El pronóstico también es bueno a largo plazo, aunque este tipo de epilepsia no remite en un porcentaje tan alto como la epilepsia con ausencias en la infancia. Ambos tipos de epilepsia tienen una causa genética, y es frecuente encontrar familiares afectados del mismo tipo de epilepsia.

You are here: Tipos de epilepsia Epilepsia con ausencias