E-mail Imprimir PDF
Tratamiento de la epilepsia
El tratamiento de la epilepsia, debe realizarse, de manera individualizada, según el tipo de crisis, epilepsia, edad del paciente, etc. La mayoría de las epilepsias se controlan con fármacos, pero en ocasiones es necesario probar más de un fármaco o asociar dos hasta encontrar la dosis y tratamiento idóneo para el paciente.

Normalmente se empieza con  monoterapia, es decir, la toma de un único fármaco, lo que conlleva una serie de ventajas como es reducir la interacción entre fármacos, si surgen efectos secundarios importantes se sabe que fármaco los provoca, y  facilita el cumplimiento del tratamiento.  
Hay un protocolo para elegir los fármacos, que repetimos es algo que se hace de manera individual para cada paciente. No todos los fármacos son adecuados para todas las epilepsias, es decir, un paciente necesitara una determinada dosis y fármacos en función de su epilepsia. 

Pautas de administración. Las dosis  se calculan  en  función  de  la  edad y del  peso del  paciente. El número de tomas depende de la vida media del fármaco y de la velocidad de eliminación. Es común iniciar el tratamiento de forma  progresiva, con ascensos de dosis a lo largo de los días facilitando la habituación del paciente al fármaco y evitando reacciones adversas que pueden ocurrir si se administran dosis elevadas desde un primer momento. Cuando en monoterapia no se consigue un control adecuado de las crisis debemos cambiar de fármaco. En este caso, y antes de añadir un segundo fármaco, debemos probar con otra sustancia en régimen de monoterapia. O empezar la politerapia, es decir, la toma de varios fármacos.


También es aconsejable hacer coincidir las tomas con las comidas con lo que facilitamos el cumplimiento terapéutico.
Eficacia y tolerancia. La eficacia  se  define por la ausencia de crisis. La buena tolerancia vendrá dada por la ausencia de efectos secundarios adversos. Los efectos secundarios pueden ser agudos y van a depender generalmente de la dosis del medicamento o pueden ser crónicos y estar más relacionados con los propios mecanismos de acción. Los efectos pueden ser tanto sobre el sistema nervioso como sobre otros órganos. En muchos casos los efectos secundarions son pasajeros y no revisten gravedad, pero es

Dim lights
necesario comunicar al neurólogo si aparecen efectos que merman la calidad de vida del paciente, para encontrar una posible solución. Tan importante es estar libre de crisis como tener calidad de vida. Los efectos más frecuentes que aparecen en la mayoría de los pacientes son, entre los que afectan al sistema nervioso, la somnolencia, las alteraciones del equilibrio.
Otros tratamientos para la epilepsia. El tratamiento farmacológico no es el único. Tambien está la cirugia de la epilepsia, indicado en  aquellos casos en los que la terapia farmacológica ha fracasado, se calcula que aproximadamente un 30% de los pacientes epilépticos continúa sufriendo crisis a pesar de recibir un tratamiento farmacológico correcto. Es decir, la cirugía será el tratamiento adecuado en las epilepsias fármacorresistentes. Y la dieta cetógena que es útil en niños. 
¿Qué pasa si no te medicas? Si no tomas medicación, seguirás teniendo crisis. Y lo que ello implica de problemas para el trabajo, conducir... Y además puede tener crisis generalizadas convulsivas (tarde o temprano, si no tomas medicación) e incluso, algo mucho más grave, un status epiléptico.

You are here: ¿Qué es la epilepsia? Tratamiento