E-mail Imprimir PDF
Status epiléptico
Las primeras referencias que se conocen sobre la epilepsia y el status epiléptico se encuentran en las tablas de Sakikku datan del año 718 al 612 antes de Cristo, y se lee: 'Si el demonio lo posee muchas veces durante el transcurso de la noche, y en el momento de su posesión sus manos y pies están fríos, su aspecto es sombrío, su boca marr´n y amarilla como los ojos se mantiene abriéndose  cerrándose.. Esto puede continuar por algún tiempo, pero el morirá'.
Después de esto, sería el médico Calmeil en 1824 quien por primera vez diferenció un ataque epiléptico aislado del Estatus Epileptico y explica:  la duración y el peligro del mismo: ' A veces cuando una crisis finaliza comienza otra, tantas que uno puede contar 40- 60 crisis sin interrupción, y el peligro es inminente; muchos pacientes mueren'.
Después seguirían Bazire y Gastaut quienes pondrían enfásis al Status.
A lo largo de estos años la definición de Status ha variado, como tambien lo ha hecho la duración.
Antaño se consideraba una duración mínima de 30 minutos. Recientemente la Academia Americana de Epilepsia sugiere: 'la duración de por lo menos 5 minutos de a) crisis continuas o, b) dos o más crisis, entre las cuales existe una recuperación incompleta de la conciencia.
Existen tantas formas de status como crisis hay reconocidas. El más frecuente es el status epiléptico tónico-clónico. Se da sobre todo en adultos y consiste en la repetición de crisis tónico-clónicas donde el paciente se halla en un estado post-ictal entre las crisis.
El Status epileptico representa entre el 1-8% de los ingresos hospitalarios por epilepsia.
El pronóstico puede depender de la causa. En ocasiones es necesario anestesiar al paciente para evitar daños neuronales y secuelas secundarias.
El SE convulsivo no debe progresar más allá de 20 minutos.

You are here: Tipos de crisis Status Epileptico