E-mail Imprimir PDF
Crisis Febriles
Una convulsión febril (CF) es un fenómeno de la lactancia o de la infancia, que habitualmente se produce entre los tres meses y los cinco años de edad (con mayor frecuencia entre los 18-24 meses), relacionado con la fiebre pero sin datos de infección intracraneal o causa identificable. Las causas de la fiebre son los procesos infecciosos habituales en este grupo de edad: las infecciones respiratorias de vías altas y las gastroenteritis agudas. Tienen una incidencia del 2 - 5 % de los niños con edades inferiores a 5 años. Las convulsiones febriles no deben ser consideradas crisis epilépticas.

Características Clínicas
. Las CF son mas frecuentes en los niños que en las niñas, especialmente a partir de los 18 meses de edad. La edad media de aparición oscila entre los 17 y los 23 meses. Suelen ser convulsiones generalizadas (afectan a todo el cuerpo) y de duración breve (de 1 a 3 minutos en la mayoría de los casos, suele tener una duración superior). Las CF se dividen en dos grupos. En relación con el pronóstico, las características clínicas, evolución.

Se distinguen:
Crisis Febriles Simples. También denominadas convulsión febril típica ó convulsión febril benigna. Crisis de breve duración (inferior a 15 minutos), generalizada, que ocurre solo una vez durante un periodo de 24 horas en un niño febril, que no tiene una infección intracraneal.

Crisis Febriles Compleja. También denominada convulsión febril atípica ó convulsión febril complicada. Crisis de una duración superior a 15 minutos, son de carácter parcial (afectan sólo a un hemicuerpo) pueden repetirse en el mismo prpceso febril dentro de las primeras 24 horas. Las crisis complejas tienen mayor riesgo de complicación. El riesgo de reincidencia es del 30%. Los principales factores de riesgo son: primera crisis antes de los 12 meses de edad y los antecedentes familiares de convulsiones febriles y afebriles.
Tratamiento. Es el mismo que para cualquier crisis, pero debido a su carácter benigno suelen ceder espontáneamente antes de ser atendidas por el médico. Existen dos importantes factores evolutivos que pueden condicionar la instauración de un tratamiento ante una CF. El riesgo de Cronificación de las convulsiones febriles, varía de forma importante en relación con la edad. Cuando una primera CF simple aparece por debajo de la edad de los 12 meses, el riesgo posible de recurrencia es del 50%.
Si cuando aparece la primera CF simple el niño tiene mas de 12 meses, el riesgo de tener una segunda crisis febril es del 30%. De los que han tenido mas de una CF, el riesgo de una nueva crisis se sitúa en un 50% de posibilidades.

Pronóstico. Una CF NO es una epilepsia, sino un proceso benigno que afecta a 3-4 de cada 100 niños por debajo de los 5 años de edad, que la mayoría de las veces es una crisis única. El riesgo de desarrollar epilepsia (1%) es ligeramente superior a la población general (0,4%). En este sentido, los factores de riesgo son: antecedentes familiares de epilepsia, existencia de alteración neurológica previa y crisis febriles complejas. Los trastornos cognitivos y neurpsicológicos no se producen en las CF simples y son excepcionales en las CF complejas. El riesgo de mortalidad por la propia CF es nulo.
You are here: Crisis Febriles