E-mail Imprimir
7.- ¿Son siempre banales las convulsiones febriles? En la mayoría de los casos sí. No obstante, para saber diferenciar, dentro de lo posible, una convulsión banal de otra que no lo es. Hay que fijarse en la duracaión de la crisis, el número de convulsiones febriles en el proceso, si son generalizadas (afecta a todo el cuerpo) o parciales, y el tiempo de recuperación después de la convulsión.

8.- ¿Que datos deben aportar los padres al pediatra? Los datos necesarios para establecer como y cuando comenzó la fiebre, qué temperatura tenía en el momento antes de la convulsión, cuanto tiempo a durado, su han sido una o varias crisis, si ha afectado a todo el cuerpo o solo a una parte de él, como se ha recuperado y en qué consiste el proceso infeccioso que padece ese momento (catarral, vómitos, etc...)

9.- ¿Cómo se diagnostican y tratan las convulsiones febriles? Antes de diagnosticar las convulsiones febriles, los médicos algunas veces llevan a cabo pruebas para asegurarse que las convulsiones no son causadas por algo más que la fiebre misma. Por ejemplo, si un médico sospecha que el niño tiene meningitis (una infección de las membranas alrededor del cerebro), es necesario sacar líquido de la espina dorsal para detectar indicios de infección en el fluido cerebroespinal (fluido que baña el cerebro y la espina dorsal). Si ha habido diarreas severas o vómitos, la deshidratación puede ser responsable de las convulsiones. Además, los médicos llevan a cabo otras pruebas para determinar la causa de la fiebre del niño tales como examinar la sangre y la orina.

10.- ¿Hay un tratamiento preventivo? Sí. Cuando un niño tiene fiebre muchos padres usan medicamentos para bajar la fiebre. Una medida preventiva sería el tratar de reducir el número de enfermedades con fiebre, aunque esto no es una posibilidad práctica. Esta prevención puede hacerse solo cuando el niño tenga fiebre, con antitérmicos suaves y medidas físicas evitando los ascensos o descensos bruscos de temperatura. Su pediatra decidirá si realmente es necesaria la prevención y en caso afirmativo, cual de ellas aplicar.

11.- ¿Puede volver a repetirse una convulsión febril en las próximas infecciones que vaya a padecer el niño en su vida? Si, a esto se le llama recurrencia y se da en el 35% de los casos. Estas recurrencias son más frecuentes el primer año tras la CF inicial y aún más frecuentes cuanto menos años tenga el niño.

12.- ¿Cuando desaparecerá la tendencia a tener convulsiones febriles?
Antes de los 5-6 años debe haber DESAPARECIDO esta tendencia; en caso contrario, deberá estudiarse.


13.- ¿Qué es una crisis febril típica? Son las más frecuentes (el 90% de las CF). La convulsión dura menos de 15 minutos y solo ha habido una crisis en un episodio de fiebre.

14.- ¿Qué es una crisis febril atípica? Cuando la convulsión cumple tan solo uno de los siguientes datos: ha durado más de 15 minutos, han sido múltiples, parciales (de una parte del cuerpo) o la recuperación ha sido lenta. También denominada convulsión febril compleja. Estas CF deben estudiarse para descartar que se trate de otro tipo de epilepsia o de una infección grave. También deben estudiarse las CF que afectan a niños de menos de 6 meses o de más de 5-6 años.

15.- ¿Que pronóstico tiene una CF? La convulsión febril TÍPICA debe CURAR SOLA con en tiempo (antes de los 5-6 años) y, por tanto, suele ser BENIGNA. Una convulsión ATÍPICA puede ser BENIGNA si los estudios realizados así lo sugieren o, por el contrario, ser la expresión de un problema más importante (por ejemplo, una verdadera epilepsia o una infección del sistema nervioso).

You are here: Crisis Febriles Crisis Febriles